Top Mexico No hay comentarios

Los amigos a menudo preguntan cuál es la mejor parte de ser dueño de una propiedad en la Riviera Maya. Sin embargo, como hay muchas razones, resulta difícil elegir solo una. A continuación, te compartiremos algunas de ellas.

Un sentido de aventura

Ser propietario de una propiedad en la Riviera Maya significa tener siempre un lugar a donde llegar en una escapada. Cuando tienes una propiedad en una de las zonas turísticas más populares del mundo, las vacaciones se convierten en un estilo de vida. Cuando vives allí, tu estilo de vida es como unas vacaciones eternas. ¡Hay muchas cosas divertidas que hacer!

¡Hay tantas cosas divertidas que hacer!

Simboliza una base desde la cual explorar el lugar, vivir aventuras y crear maravillosos recuerdos. La península tiene algo para todos. Para aquellos interesados ​​en la cultura y la historia, hay inumerables sitios arqueológicos y ruinas mayas para visitar. En cada sitio, puedes tener una visita guiada de los lugareños y aprender sobre las increíbles tradiciones mágicas de los mayas. También puedes expandir tu mente en el planetario y el Museo de Arqueología Subacuática.

Las increíbles aguas caribeñas son un gran atractivo, con la segunda barrera de coral más grande del mundo, el Gran Arrecife Maya cubre a la costa de la Riviera Maya. La exploración del agua es imperdible. Hay cientos de lugares para practicar esnórquel y buceo, tanto en el mar como en el interior en los cenotes de agua dulce (sumideros). También hay esquí acuático, remo, surf, pesca y tirolesa. O también puedes visitar las islas en un ferry local.

La vida silvestre en la Riviera Maya es muy diversa y abundante. También, puedes ver delfines o cocodrilos en su hábitat natural en la reserva de la biósfera de Sian ka’an o visitar al tiburón ballena. Si tienes suerte, quizá logres ver monos. Puedes fotografiar y escuchar el canto de cientos de especies de aves locales.

¡Ah y la comida! Fácilmente encontrarás productos frescos locales, mariscos frescos y cocina artesanal. ¡Tantas delicias sabrosas para disfrutar por unos pocos dólares! ¡Tus papilas gustativas te lo agradecerán!

Inversión que tiene sentido

Ser propietario de una casa de vacaciones en cualquier otro lugar de América del Norte es mucho más costoso que tener una propiedad en la Riviera Maya. Los precios base para adquirir una casa o un condo en la Riviera Maya son, en promedio, menos de la mitad de lo que esperarías pagar por una casa en una cálida ciudad costera al norte de la frontera. Los costos de transporte también son mucho más bajos. Debido a los menores costos de mantenimiento en México, puedes invertir una fracción del costo en tu propiedad durante la vida de tu inversión.

Además, tendrás bajos costos iniciales y retorno de la inversión al ser propietario de una propiedad en la Riviera Maya. La industria de alquileres de vacaciones está en auge, y la Riviera Maya es un destino de vacaciones muy buscado. Los ingresos generados por tener un alquiler de vacaciones pagan la inversión inicial mucho más rápidamente, ahorrándote más dinero a largo plazo.

El ingreso de efectivo extra se puede invertir en mejoras y mentenimiento de tu propiedad, lo cual le agregará valor. También puedes usar el flujo de efectivo para financiar tu diversión y gustos. De cualquier manera, la inversión se aprovecha fácilmente al agregar propiedades a tu cartera de inversiones. Y administrar tu propiedad como un alquiler de vacaciones significa que tu inversión está protegida contra las fluctuaciones del mercado y la inflación. En otras palabras, es un ganar-ganar.

La mejor parte: disfruta más la vida

Quizás la mejor parte de ser propietario de una casa en la Riviera Maya es tener opciones. Si no estás listo para jubilarte o mudarte a México, entonces tienes una propiedad que puedes usar como casa de vacaciones. Cuando te conviertes en propietario de una casa de vacaciones, tendrás facilidad para tener más vacaciones, disfrutar más aventuras y disfrutar más la vida. ¿Por qué tirar miles de pesos en hoteles, cuando puedes invertir en una casa que tienes? Cuando no estás usando la casa para tus propias vacaciones, puedes generar ingresos al alquilarla a otros vacacionistas. Luego, cuando estés listo para mudarte o retirarte, ya serás el dueño de una casa en un paraíso tropical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *